Pulido de mosaico hidráulico

Restauración mosaico hidráulico

Para poder pulir suelos hidráulicos primero valoramos cada una de sus características. Por su diseño más elaborado y creativo y con una personalidad única, el mosaico hidráulico, también conocido como Baldosa Hidráulica o Pavimento hidráulico, vuelve a ser tendencia en los últimos años. Se trata de un revestimiento de carácter artesanal para distintos suelos y paredes procedente de principios de siglo XX, aunque fue inventado en el sur de Francia a mediados del siglo XIX, usado como pavimento en las construcciones hasta los años 1960.

Este tipo de baldosas poseen tres capas con las que se alcanza un matiz de color único. Su geometría no sólo tiene la función de decorar el suelo, sino también paredes gracias a los azulejos geométricos, que son utilizados en baños y cocinas. Con distintos diseños este tipo es una inversión segura y duradera, por esto muchos prefieren dejar en manos de profesionales los diferentes tratamientos a la hora de pulir suelo hidráulico.

Para limpiar la baldosa hidráulica y pulir suelo hidráulico, también hay que tener en cuenta la porosidad de este suelo. Con el tiempo, se aprecia en este tipo de baldosas un efecto de desgaste y pérdida del color y del brillo, o incluso astillas o pequeños trozos que se pueden llegar a desprender sin la conservación adecuada.

En Pulidos Egea somos expertos en pulir suelo hidráulico, además de cualquier limpieza, impermeabilizaciones, encerado y cristalización, restauraciones, recuperaciones de baldosas hidráulicas. Contamos con el equipo y la experiencia necesaria para el tratamiento y mantenimiento de este tipo de suelos. Aplicando nuestros conocimientos técnicos lograremos recuperar cualquier desperfecto ocasionado por el tiempo o el desgaste debido al uso prolongado.